ADVERTENCIA: Debido a una demanda de medios extremadamente alta, cerraremos el registro el 24/09/2019 - ¡DESE PRISA!
EXCLUSIVO PARA
United States

Blog

Información sobre cómo se genera un Bitcoin

Bitcoin se ha convertido en un intrigante vehículo de inversión para millones de personas en todo el mundo.

Su estatura no ha dejado de aumentar y cada vez más personas están contemplando dedicar esfuerzos a comprender su funcionamiento. Con cualquier tecnología emergente, es importante pasar por esta fase y reconocer los diferentes matices que entran en juego antes de tomar una decisión.

Demos un vistazo a qué es Bitcoin y cómo se genera.


 

¿Qué es Bitcoin?

Comencemos analizando el concepto central sobre el que se fundamenta Bitcoin.

En general, Bitcoin es una tecnología P2P (entre pares) que está diseñada para ser descentralizada (es decir, sin bancos o figuras centrales de control). La tecnología tiene la función de liberar bitcoins y gestionar las transacciones en la red. Es importante considerar que Bitcoin es un código de fuente abierta (open-source) y es configurado por el público. Esto significa que nadie tiene una propiedad directa sobre Bitcoin y es una solución basada completamente en la comunidad.

Bitcoin es utilizado de una gran cantidad de formas diferentes, que incluyen la facilitación de nuevos sistemas de pago.

El software fue lanzado en el 2009 y ha continuado ganando importancia como la primera criptomoneda (es decir, moneda digital). Con esta solución particular, la red subyacente es fácil de comprender y está diseñada para ser organizada. Esto significa que las personas que poseen Bitcoins son capaces de hacer movimientos con la moneda digital utilizando la red P2P. Siempre que se hace una transacción, la misma queda registrada en el libro mayor digital (cadena de bloques o blockchain), que está completamente encriptado y es verificable. El libro mayor es capaz de apuntar todas las transacciones que se hacen. Para asegurarse de que no se realice ningún tipo de actividad turbia, la cadena de bloques tiene un conjunto de “bloques” que incluyen datos incorporados completamente encriptados.

La esencia de esta tecnología está fundamentada sobre la idea de generar un libro mayor mundial que sea capaz de detectar actividades fraudulentas.

El gobierno no tiene ninguna capacidad de controlar los movimientos de la moneda, sin importar si nos encontramos en China, Australia o América. Todo se gestiona utilizando la programación principal de la cadena de bloques que es capaz de determinar cuántos bitcoins son producidos. Al hacer esto, es capaz de detectar cuántas transacciones se hacen y qué direcciones las han emitido.

En el 2019, hay aproximadamente 17 millones de bitcoins circulando. El límite está establecido en 21 millones de bitcoins.

Por favor, considera que cada bitcoin es divisible, por lo que la cifra límite no se convertirá en un impedimento para el crecimiento. Esto es algo que se ha pensado con anticipación.


 

Cómo se genera un Bitcoin

Con una mejor comprensión de qué es Bitcoin, ha llegado el momento de revisar cómo se genera un Bitcoin en primer lugar.

Los nuevos bitcoins son generados utilizando un proceso llamado “minería”, que se refiere a la idea de un sistema basado en recompensas. Esencialmente, los individuos o mineros son capaces de ofrecer energía a la red utilizando su hardware de minería y reciben recompensas por sus esfuerzos en forma de nuevos Bitcoins.

La cadena de bloques necesita esta energía para ayudar a gestionar las transacciones mientras se mantiene la red lo más segura posible. Esto requiere de hardware especializado que puede ubicarse en cualquier lugar del mundo, por lo que no hay una figura de control central en la red. Todo el mundo juega un papel y cada minero es una parte importante para mantener la integridad de la red.

Todo el mundo tiene la posibilidad de participar en el proceso de minería, pero hay ciertos límites sobre cuántos bitcoins se producen cada año. Para asegurar que se mantenga la tasa, el proceso de minería se vuelve más difícil conforme aumenta la demanda. Esto quiere decir que hay que usar más energía para obtener determinada cantidad de bitcoins.

Los mineros deben evaluar los costos asociados con la realización de las actividades de minería, mientras valoran la cantidad de bitcoins generados por cada dólar gastado.

La tasa de producción subyacente no puede manipularse, porque no hay ninguna figura central capaz de hacerlo.

A lo largo del año, los bitcoins son generados a una tasa establecida y esto puede predecirse con anticipación, dependiendo de la configuración de los nodos. Sin embargo, hay períodos de reducción en el cronograma, que tienen la intención de disminuir la cantidad de bitcoins que se generan cada año. Estos períodos de reducción son predeterminados y no deben causar ningún tipo de sorpresa.

Esta es la forma en que se genera un Bitcoin y la razón por la que es una de las opciones más intrigantes disponibles para los individuos que deseen mantenerse en la vanguardia con sus inversiones.